Qué es un medio de Comunicación Audiovisual

Para poder llegar a esta definición  de “Medio de Comunicación Audiovisual” tenemos que tener en cuenta que es un término compuesto por tres palabras. Primero podemos leer Medio, seguido por un lado de Comunicación, y por otro Audiovisual. Estos últimos clasifican y define las condiciones de ese Medio. Por ello vayamos por partes:

Qué es un “Medio”

Según la RAE, en su décimo primera definición, nos informa que un medio es “Cosa que puede servir para un determinado fin”. En nuestro caso esta cosa puede ser física o digital.

Qué es un “Medio de Comunicación”

En muchas ocasiones nos preguntamos qué es exactamente un medio de comunicación. Vamos a conceptualizarlo de manera  y general. Entendemos que un medio de comunicación es aquel soporte que nos permite transmitir un mensaje. Una vez transmitido el mensaje desde un emisor a un receptor, se produce la comunicación. Un ejemplo de esto puede ser desde la tradicional carta, o la popular televisión. Por supuesto pasando por carteles, radio, prensa, e Internet.

Qué es “Audiovisual”

Audiovisual hace referencia aquel medio o soporte que percibimos de manera simultánea mediante el oído y la vista. Como por ejemplo la televisión y el cine.

Por lo que concluímos…

Qué es un “Medio de Comunicación Audiovisual”

Un Medio de Comunicación Audiovisual es aquel soporte que nos transmite una información mediante la vista y el oído de manera simultánea.

Alguno de estos ejemplos más conocidos son la televisión, el cine o Internet. También podemos ver medios de comunicación audiovisual con una orientación publicitaria. Algunos ejemplos de este tipo puede ser las pantallas que encontramos en determinados centros comerciales, o en escaparates de locales.

Este tipo de medios tiene sus orígenes a finales del siglo XIX y principios del siglo XX con la inclusión de la banda sonora en cine. En 1920, se comenzó a incluir a las nuevas producciones una grabación con las voces de los actores. En muchos casos eran doblajes de otros actores, ya que la voz original no convencía al público. La inclusión de voces se denominó montaje. Estos montajes se podían reproducir en soportes separados. Es decir vídeo por un lado y audio y posteriormente se unificarían en un mismo soporte. Desde aquellos primeros soportes en celuloide, hemos llegado al actual streaming. Pasando por una cantidad de Medios de Comunicación Audiovisual en diversos soportes: magnéticos, ópticos y más recientemente digitales.

Cuando imagen y sonido están correctamente sincronizados se percibe mediante estos sentidos una realidad “paralela“. En muchos casos nos lleva a abstraernos de nuestra realidad real.

Si te ha gustado el artículo valora, comparte y comenta.